C/ Ramón y Cajal, 74 | 50.600, Ejea de los Caballeros (Zaragoza)
976 66 14 86
SERVICIO
24 HORAS

Lápidas de mármol

Lápidas

En Funeraria Vinué trabajamos con el mármol de manera profesional para realizar un arte funerario de calidad, en el que adaptamos los diseños a los gustos y necesidades de los clientes. Una de nuestras especialidades son las lápidas de mármol, las cuales pueden tener las imágenes o elementos que prefiera el cliente.

Llevamos muchos años trabajando en este sector, desde que en el año 1942 fundamos la empresa en Zaragoza. Atendemos a las personas de esta localidad y a los que se encuentran alrededor. Si lo desea, puede visitarnos y le mostramos las lápidas de mármol que hemos hecho con anterioridad. Posteriormente, puede elegir alguno de los diseños que ya tenemos preparados o elegir un diseño propio: solo tiene que contarnos sus preferencias.

En el taller nos encargamos de otros productos en mármol, como lápidas de todos los tamaños, columbarios, panteones, urnas, arcas y los diseños especializados que adaptamos a los gustos de los clientes y a sus preferencias.

Las lápidas de mármol pueden prepararse en diferentes colores, aunque el negro y el blanco veteado suelen ser los más solicitados. El mármol es un material muy resistente, duradero y elegante, por lo que creemos que es mejor que otros como el granito.

Creemos en las lápidas como un elemento muy importante del entierro de una persona. Ahí se dejan sus datos más importantes para que cualquiera lo pueda ver, así como se impregna del recuerdo de sus seres queridos. Se personaliza la tumba y su nombre y su información permanecen durante mucho tiempo. Utilizamos distintas técnicas para su diseño, así que el cliente puede elegir la que prefiera o la que crea que puede dar mejores resultados.

Cuente con nosotros para lo que necesite en el proceso de despedida de su ser querido, tratamos todos los temas con sumo cuidado y, sobre todo, profesionalidad. Nuestro objetivo principal es el de que se sienta ayudado por unos profesionales del sector y que el proceso de pérdida tenga los menos inconvenientes posibles.